La Leyenda de la Serpiente Blanca

June 2, 2017

Una de las obras más famosas de ópera se encuentra basada en esta leyenda que ocurre durante la dinastía Song (960–1279 d.C.)

La leyenda cuenta que hace muchos siglos atrás en la Montaña Emei, en la provincia de Sichuan, vivían dos serpientes: una blanca, llamada Bai Suzhen, y otra verde, llamada Xiaqing. Ambas deseaban tener una vida humana, así que usaron sus poderes para transformarse en dos hermosas jóvenes. (En otros relatos la serpiente verde producía eventos desastrosos, por lo que Bai Suzhen decide encerrar a Xiaqing en el fondo de un lago, con la promesa de ser liberada más tarde). Una vez liberada se hicieron grandes amigas.

 

La leyenda que transcurre en el Lago del Oeste de Hangzhou cuando la Dama Blanca (Bai Su zhen) quería cruzar el famoso “Puente Roto” en el dique  Blanco del Lago del Oeste. Es allí donde se conocen los enamorados: debido a la lluvia, Xu Xian, un joven apuesto, prestó a la Dama Blanca su paraguas para que ella no se mojara. Tomaron un bote que los llevo hasta la ciudad y entre conversaciones,  ambos se enamoraron al instante, y con la excusa de volver a ver a la joven, prometió ir a su casa a recuperar el paraguas.  La Dama Blanca pidió a su amiga Xiaqing que le ayudara a estar con Xu Xian; y su amor era tan fuerte que prontamente ambos se casaron. Pero al oír la noticia Fahai, un monje budista en el templo de Jinshan, sostuvo que la coexistencia del espíritu humano y el maligno (serpiente) era inadmisible y sintió el deber de terminar con la unión.

La pareja recién casada decidió mudarse a la ciudad de Zhenjiang y abrir una tienda de hierbas medicinales, donde la Dama Blanca utilizaba sus habilidades para prescribir la receta justa para el malestar de los clientes, sin importar su estatus social.  Al poco tiempo quedó embarazada, y un día, cuando ella descansaba a causa de su condición, un viejo monje budista, Fahai, entró en la tienda y se dirigió a Xu Xian: "Soy Fahai, el abad del templo de la montaña del oro y he venido para advertirle de un gran peligro. Por mis poderes espirituales, he descubierto que su esposa es una serpiente de mil años de edad. Ella esconde su verdadera naturaleza, por ahora, pero un día ella seguramente se volverá contra ti y te devorará". Xu Xian no le creyó y le hecho de la tienda, pero antes de irse le dijo que podía comprobar lo que éste le decía sí le hacía beber vino, ella cambiaría a su verdadera forma.

Pronto llegó el Festival del Bote del Dragón, cuando todo el mundo bebía vino mezclado con rejalgar maloliente para ahuyentar a las serpientes. Conociendo el peligro para su especie, Dama Blanca se quedó en la cama fingiendo estar enferma. Pero Xu Xian le convenció de al menos beber un vaso de vino, por miedo que su esposo sospechara, bebió el vino y al poco tiempo comenzó a sentirse mal y se acostó en su cama. Instantes después, Xu Xian que había ido a buscar medicina para su mujer, al regresar encontró en la cama a una enorme serpiente blanca. El joven cayó al suelo y murió del susto.

La Dama Blanca sabía de una hierba de origen celestial, ganoderma, en la montaña Kunlun, que podría devolverle la vida a su amado. Ella voló a la montaña Kunlun para robar la hierba celeste, pero se encontró con la grúa blanca y guardias celestiales responsables del cuidado de la ganoderma. Lucharon para impedir que tomar la hierba y la Dama Blanca fue perdiendo la batalla, cuando de repente una voz les ordenó que se detuviera. Era la voz del inmortal del Fin del Sur, y la Dama Blanca le pidió su ayuda. El Inmortal impresionado por su sinceridad y perseverancia, se le concedió el ganoderma. Al volver a su hogar le dio la medicina a su marido y decidió engañarlo haciéndole pensar que era una serpiente real la que le había asustado. Xu Xian se dirigió al Templo de la Montaña para dar gracias a Buda por su recuperación. En la orilla del río Yangtsé, se encontró Fahai esperando por él y le dijo: "Su esposa te ha engañado", y le explicó lo que había ocurrido realmente. Le aconsejo convertirse en un monje y vivir en el templo. Una vez dentro del templo de oro de la montaña, Xu Xian no se le permitía salir. Mientras tanto, la Dama Blanca esperaba con ansiedad las noticias de su amado, pero al no saber nada se dirigió junto con su hermana a la montaña donde se enfrentó a Fahai. El monje llamó a un ejército de guerreros celestiales, mientras que desde el río aparecieron un ejército de animales acuáticos invocados por las dos Damas.  Ambas se retiraron y se dirigieron a Hangzhou, donde se encontraron una vez más en el “Puente Roto”. Creyendo que su marido la había traicionado, la Dama Blanca dijo: "El puente no se puede romper, pero sí mi corazón."

Xu Xian al ver que su esposa había luchado por su amor, determinado por fin a estar a su lado,  salió en su búsqueda.  Una vez unidos aclararon sus sentimientos el uno por el otro. 

Al poco tiempo nació su bebé, y si bien parecía terminar con un final feliz, nuevamente Fahai apareció en escena junto a un guerrero celestial determinado a matar a las doncellas. El monje encerró a Bai Suzhen bajo la Torre Leifeng cerca del Lago de Oeste, según el mandato celestial, por mantener un amor prohibido y quebrantar las leyes de la naturaleza.

Xiao Qing logró escapar a la Montaña Emei y se dedicó a aumentar sus habilidades para derrotar finalmente a Fahai y liberar a Bai Suzhen de la torre. Entonces la Pagoda Leifeng se derrumba y Bai Suzhen gana libertad y se reúne con su marido y su hijo para vivir felices por siempre.

 

La Leyenda en las Artes

La leyenda de la Serpiente Blanca tiene su origen en el período de la dinastía Tang y fue transmitida con sus diferentes versiones a través de los siglos. Fue tomando formas diferentes y adaptaciones según la literatura popular oral y escrita. La leyenda se encuentra en diversos formatos, ya sean baladas, novelas narrativas, obras teatrales y ópera. La Leyenda ha pasado a la pantalla grande en películas como: La Leyenda de la Serpiente Blanca de 1939 y 1956, La Serpiente Verde de 1993, The Sorcerer and the White Snake, 2011, etc.;   series de televisión (Madam White Snake, 2001), en anime y cómics.

En la versión de la Opera “La Leyenda de la Serpiente Blanca” hay varias diferencias con respecto a la leyenda según los estilos regionales. Algunos muestran a la serpiente blanca como un carácter positivo, que realmente ama a su marido y que lucha por él con todas sus fuerzas. En la versión de Tian Han, el monje se muestra como malvado  y hambriento de poder y FaHai logra dividir a la pareja y aprisiona a la Dama Blanca en una pagoda por cientos de años. Mucho tiempo después de que su marido y su hijo están muertos, es liberada. 

La película “El Brujo y la Serpiente Blanca” reproduce una historia con marcadas diferencias e inclusión de personajes, en la cual en monje Fahai (interpretado por Jet Li) es el bueno de la historia e intenta ayudar al joven XuXian del hechizo y engaño de la Dama Blanca, el demonio serpiente.  Con la ayuda de su asistente Neng Ren combatirá a los demonios serpientes.  El monje deberá entender y comprender que a pesar de sus esfuerzos por separar a los amantes, ha olvidado las enseñanzas budistas, el amor está por encima de los destinos y reglas sociales.

En conclusión, la leyenda original nos muestra que por amor, uno cruza límites, se enfrenta a batallas, se opone al designio de los dioses y leyes naturales.  

 

Bibliografía

Aaron Shepard, “Lady White Snake a Tale From Chinese Opera”, en http://www.aaronshep.com/stories/062.html

“The Legend of the White Snake”, en http://www.chinapage.com/wsnake.html

Cultural China, “Legend of the White Snake”, Traditions- Myths and Legends, en

“http://traditions.cultural-china.com/en/13Traditions53.html

China todo China, “La Leyenda de la Serpiente Blanca”, en http://chinatodochina.blogspot.com.ar/2013/02/la-leyenda-de-la-serpiente-blanca.html

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Asia Viewers

  • Facebook icono social
  • Icono social Instagram
  • Icono social Twitter
  • Icono social LinkedIn