La Samarcanda de Tamerlán

August 3, 2017

Fue una de las ciudades más importantes por donde pasaban las caravanas de la antigua Ruta de la Seda, capital del Imperio Timúrida (1370-1506); y ubicada en la Transoxiana, entre los ríos Amu Daria y Sir Daria, actual Uzbekistán.

Samarcanda fue construida sobre la ciudad de Maracanda del siglo VII a.C., que luego fue conquistada por Alejandro Magno en el 329 a.C., luego por lo árabes en el s. VIII d.C. y por último por los mongoles en 1221.

 

Las maravillas arquitectónicas de Samarcanda deben mucho a la figura de Timur o Tamerlán, quien construyo uno de los  imperios más extensos: desde Turquía, Siria, Irak, Kuwait, Irán, Kazakstán, Afganistán, Rusia, Turkmenistán, Uzbekistán, Kirguizistán, Paquistán e India. De Tamerlán apodado el “cojo” por una enfermedad de su niñez, se dice que era cruel y sanguinario y tenía uno de los ejércitos más poderosos de su tiempo. Por esta razón, frecuentemente llegaban a la corte diplomáticos de diferentes regiones para entregarles majestuosos regalos, para lograr su favor, por el temor a ser invadidos.  Entre los invitados más famosos, se encuentra Ruy González de Clavijo, enviado por el rey Enrique III, rey de Castilla y León. Clavijo fue testigo del esplendor de Samarcanda y más tarde escribió sobre lo que vio en aquella ciudad siendo embajador durante un periodo de tres meses.

Gran parte de la arquitectura de la ciudad fue construida por Timur y su nieto Ulug'bek. La simetría axial es una característica de todas las principales estructuras timuridas, especialmente el Shah-e Zendah y el Registan. Pero no solo se construyeron edificios religiosos, sino también seculares como una plétora de jardines, que incluía muros de piedra y suelos con elaborados patrones y palacios decorados con oro, seda, etc. También infraestructura para albergar a los viajantes y comerciantes que pasaban a lo largo de la ruta de la seda.

El Registan (que significa "lugar arenoso" en persa) era el corazón de la ciudad antigua de Samarcanda. Era una plaza pública, donde la gente se reunía para escuchar las proclamaciones reales y un lugar de ejecuciones públicas. Está enmarcado por tres madrasas (escuelas islámicas) de arquitectura islámica distintiva: Madrasa de Ulugh Beg (1417-1420), Madrasa de Tilla-Kari (1646-1660) y Madrasa de Sher-Dar (1619-1636).Frente a la plaza de Registán se encuentra la estatua dedicada a Tamerlán.

 

La madrasa de Ulugh Beg, tiene un iwan (es un pasillo o un espacio rectangular, generalmente abovedado, amurallado en tres lados, con un extremo totalmente abierto) imponente con un arco (pishtaq) o portal que da a la plaza. Las esquinas están flanqueadas por altos minaretes. El panel de mosaico sobre el arco de entrada del iwan está decorado con adornos geométricos estilizados. El patio cuadrado incluye una mezquita y salas de conferencias, y está bordeado por las celdas de los dormitorios en que vivían los estudiantes. Hay galerías profundas a lo largo de los ejes. Originalmente la madrasa contaba con dos pisos y con cuatro darskhonas abovedados (aulas) en las esquinas.

La ciudad contaba con artistas, artesanos, tejedores, vidrieros, albañiles, tejedores, vidrieros de distintas partes del Imperio.  Samarcanda sin duda era una ciudad cosmopolita y con una gran diversidad religiosa, aunque el Islam era la religión principal, siendo Timur su adepto.

Entre las mercancías exóticas que provenían de la Ruta de la Seda,  se podían conseguir desde seda traída de China, perlas,  diamantes y demás piedras preciosas; las famosas especias (clavo de olor, canela, nuez moscada, jengibre, etc.) desde la India; telas tejidas y cueros de Mongolia, artesanías en madera tallada, etc.

Del arte timurida se puede decir que es una continuación del arte IIjaní, en el campo arquitectónico se construyeron numerosas mezquitas, entre ellas, Bibi Janum (1399) que tiene un estilo arquitectónico heredado del arte seljúcida y fue construida para la esposa de Tamerlán. Pero luego de regresar de una campaña no le gusto su estructura y mando a demoler, para que sea reconstruida según el gusto de su esposa. Es más, para dicha empresa, mandó a traer mármol, que fue portado por centenares de elefantes, desde la India. Según la leyenda 1 la Mezquita fue decorada por Bibi Janum con la ayuda de un arquitecto que se enamoró  de ella rápidamente. Ella buscando terminar con las insinuaciones del arquitecto, un día le presento 40 huevos y dijo: “Miradlos, cada uno está pintado de una forma diferente y, sin embargo, da igual su color; pues ya sea éste rojo, azul o verde, su sabor siempre será el mismo”. Más tarde, el arquitecto volvió a presentarse con 40 botas, de las cuales, 39 contenían agua y una vino. Éste le dijo: “¡Ay mi Bibi Khanum! Aunque todas ellas te puedan parecer iguales, el agua de unas me refresca y apacigua mis sentidos, pero tan sólo el vino de esta última ha logrado embriagarme”. Finalmente Bibi Janum accedió a ser besada y el arquitecto le dio un beso tan apasionado que le dejo una marca. Cuando Tamerlán llegó de su campaña militar, vio a la mezquita estaba decorada maravillosamente y visitó a su mujer para alabarla por su trabajo. Entonces notó la marca del beso y completamente enfurecido, arrojó a su mujer al vació, aunque milagrosamente sobrevivió y el arquitecto se fue a la fuga o sí encontró un final trágico, no se sabe.

 

 

Tamerlán fue sepultado en un majestuoso Mausoleo Gur-e Amir construido en 1402 y allí descansa junto a otros miembros de su familia. El complejo posee un gran patio cuadrado al que se accedía por un pórtico con 4 alminares en las esquinas. Hacia el lado este hay una gran madrasa y del lado izquierdo una pequeña mezquita o janaqa. “La bóveda del iwan (capilla), aún en pie, está decorada con un diseño en retícula romboidal, en forma de panal, como símbolo del cielo y de la armonía cósmica. Hay mosaicos con piezas hexagonales de ónice y lapislázuli e inscripciones caligráficas de oro sobre un fondo de jaspe verde completan este delicado trabajo. En la lápida del gran sultán está escrito: «Si yo me levantase de mi tumba, el mundo entero temblaría»2

 

Curiosidades

Las casualidades de la vida determinaron que en el año 1941, el arqueólogo ruso, Mijail Gerasimov, exhumó el cadáver de Tamerlán, con el fin de determinar sí el sultán había sido o no descendiente de Gengis Khan. El día que fue abierta la tumba, el 22 de junio de 1941, Rusia fue invadida por el Tercer Reich. Un año y medio después el cadáver de Tamerlán fue nuevamente enterrado y al poco tiempo el ejército Alemán se rindió en Stalingrado.

Samarcanda ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad en el año 2001, inscrita como Samarcanda: Encrucijada de culturas.

 

Material consultado

Islamic Arts & Arquitecture, “The Registan Square”, 15-01-2014, en http://islamic-arts.org/2014/the-registan-square/

Arte Universal, “Bizancio e Islam”, MKRoom, Madrid, 2009, pp. 235-241

National Geographic, “Samarcanda, la legendaria capital del Imperio de Tamerlán”, en  http://www.nationalgeographic.com.es/historia/grandes-reportajes/samarcanda_7853/6

“Architecture in Uzbekistan: past and present”, en http://pagetour.org/wp/architecture-in-uzbekistan-past-and-present/

M. Sixto, “Samarcanda, la capital del Imperio Timúrida”, 27-06-2015, enhttp://www.detectivesdelahistoria.es/samarcanda-la-capital-del-imperio-timurida/

 

 

1. Leyenda tomada de: “Samarcanda, la legendaria capital del Imperio de Tamerlán”, en  http://www.nationalgeographic.com.es/historia/grandes-reportajes/samarcanda_7853/6

 

2.Op. Cit.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Asia Viewers

  • Facebook icono social
  • Icono social Instagram
  • Icono social Twitter
  • Icono social LinkedIn